Playa de Santa Marina

admin

Existen pocas playas en el Cantábrico que dibujen una panorámica tan espectacular y que están circundadas por un paisaje tan contrastado. Tomando una vista aérea, o divisando la playa de Ribadesella desde el popular paseo de Guía, en el monte Corberu, descubrimos que la Sierra de Escapa, el monte el Mofrechu o la Sierra del Sueve proporcionan un telón de fondo extraordinario. Altas cimas que descienden pausadamente hasta el mismo nivel del mar y que conceden una perspectiva sublime.

A pie de arena descubrimos que la playa de Santa Marina no es un playa más, sino un espacio de un kilómetro y medio de longitud donde se conjuga patrimonio, historia, turismo, sociedad y ecología. Villas, palacetes y chalets modernistas guardan todo su encanto y confieren a Santa Marina esa estampa única con la que se deleita el paseante contemporáneo, sorprendente por su coquetería arquitectónica.

Más información en ribadesella.com